sábado, 25 de julio de 2009

MOISES, RAMSES II Y AKENATÓN



La pregunta aquí sería que tienen en común estos tres personajes, y ya se seguramente me dirán, pues Akenatón y Moisés creían en un solo Dios, pero Ramsés no tiene nada que ver.

Yo les contestaría entoncés que los tres tienen algo en común el éxodo hebreo, sabemos perfectamente lo que dice la Biblia sobre este hecho, pero arqueológicamente hablando hay mas preguntas que respuestas, además para complicarlo todo la Biblia no aporta el nombre del faraón; esto ha provocado muchas hipótesis, sin duda la que más ha fascinado es que el faraón en turno fue Ramsés II.

Pero vayámonos por partes, ayer terminé de ver la película el Príncipe de Egipto, al ser una película de caricaturas, los escenarios son como se los imagina el dibujante y pueden ser tan complejos como se lo proponga. Dentro de estos escenarios, ocurre algo que si realmente existiera nos ahorraría mucho trabajo y nos daría un entendimiento más amplio (históricamente hablando) sobre este tema; Mientras Moisés duerme sueña que el es un relieve y que es perseguido por el faraón y su ejército, al correr mira a su mamá ponerlo en una canasta y ve como esta surca el agua, apenas esta se mueve los soldados del faraón persiguen a Moisés, este en su carrera cae junto a unos recién nacidos al río infestado de cocodrilos, cuando Moisés se levanta corre al palacio y ve a su padre adoptivo dar ordenes para matar a los hebreos recién nacidos, sin embargo al menos en las ruinas de Sethi y en los edificios de Ramsés no hay evidencia de esto (fue imaginación del dibujante, para que la escenografía fuese más creíble y para darle carácter a los sucesos por venir).

Ahora analicemos algunas partes del éxodo. Éxodo 1 v 8, 9, 10 y 11

Un nuevo rey gobernó a Egipto. Este no sabía nada de José y dijo a su pueblo.

Fíjense que los hijos de Israel forman un pueblo más numeroso
y fuerte que nosotros ; por esto tomemos precauciones contra él
para que no siga multiplicándose, no vaya a suceder que si estalla
la guerra, se una a nuestros enemigos para luchar contra nosotros
y así salir del país.

Entonces les pusieron capataces a los israelitas, haciendo pesar sobre sus hombros
Duros trabajos y así edificaron para Faraón las ciudades de almacenamiento Pitom y Ramsés.

Aquí vemos dos cosas importantes, la primera es que a partir del versículo 11 el gobernante de Egipto será llamado faraón, y no llevará su nombre, esto puede ser porque la Torá y la Biblia más allá de simples libros históricos, son libros con fuertes preceptos morales, propios de dos grandes religiones el judaísmo (la misma que practicaba Jesús) y el cristianismo (entiéndase por cristianismo, todas las creencias que siguen a Cristo) y su función va más allá de servir como un simple registro histórico.

El segundo punto son las ciudades, algunos historiadores en su afán por calzar la historia a sus creencias redujeron las 2 ciudades a una, es decir Pi Ramsés (en ese caso desaparecería Pitom) Para dar el argumento de que se trata de Ramsés el faraón que causo todos los males a Egipto y se opuso a Moisés, sin embargo fuera de teorías no pueden dar pruebas físicas, porque no las hay; creo necesario detenerme en cada personaje para intentar develar el misterio del éxodo.

Por obvias razones el primer personaje al que le daremos una revisada será Moisés.

La historia de su vida se relata sobre todo en los libros Éxodo y Deuteronomio del Antiguo Testamento. Al parecer, nació en Gosén tres lugares situados en Egipto o en Palestina reciben este nombre; Gosén fue la región del antiguo Egipto en la que se asentaron los israelitas desde la llegada de su patriarca Jacob hasta el éxodo (Gén. 45-47; Ex. 8-9).
A la sazón, los judíos residentes en Egipto se hallaban esclavizados por el faraón. Poco antes del nacimiento de Moisés, el faraón había ordenado dar muerte a todos los varones hebreos recién nacidos. Para salvar a su hijo, su madre lo colocó en una cesta de papiro que lanzó al Nilo, episodio que fue observado por su hermana Miriam (Éx. 2,4; Núm. 26,59). Fue rescatado de las aguas por la hija del faraón, que le crió como si fuera su hijo. Ya adulto, Moisés mató a un egipcio que a su vez había azotado a un esclavo judío, por lo que hubo de huir de Egipto. En el exilio, fue pastor toda su vida. Yahvé, el dios de los hebreos, se le apareció en una zarza ardiente y le ordenó volver a Egipto para salvar a su pueblo de la esclavitud. Una vez allí, debía guiarlos hacia la tierra de Canaán, más tarde denominada Palestina, donde debían instalarse de forma permanente. Para ayudarle en el proyecto, Yahvé otorgó a Moisés el poder de realizar milagros.
Ramsés II

(1298-1235 a.C.), tercer gobernante de la XIX Dinastía, hijo de Seti I. Durante la primera parte de su reinado Ramsés luchó para recuperar el territorio en África y al oeste de Asia Menor que Egipto había poseído durante los siglos XVI y XV a.C. Sus principales oponentes fueron los hititas, poderoso pueblo de Asia Menor, contra quienes libró una larga guerra. La batalla principal de esta guerra se produjo en el 1296 a.C. en Qades, al norte de Siria, y Ramsés la consideró como un gran triunfo. Sin embargo, ninguna de las dos potencias obtuvo una victoria decisiva, y en el 1283 a.C. se firmó un tratado según el cual las tierras en litigio se dividían y el faraón egipcio acordaba contraer matrimonio con la hija del rey hitita.

Akenatón

también llamado Neferkheperure, Aknatón o Amenhotep IV (en egipcio), faraón de Egipto (c. 1350-1334 a.C.). Ajnatón, hijo de Amenofis III y Tiy y marido de Nefertiti, fue uno de los últimos soberanos de la XVIII dinastía del Imperio Nuevo y destacó por adoptar y eventualmente identificarse con Atón, o Aten, dios solar o disco solar, al que consideraba como un espíritu universal omnipresente y el único creador del Universo. Algunos eruditos le han considerado el primer monoteísta y creen que el concepto de un dios universal, predicado por los profetas hebreos siete u ocho siglos después en la tierra en la que una vez gobernó Ajnatón, procede en parte de su culto.
Bueno tenemos una idea del carácter de Moisés, pues la Biblia nos cuenta que necesitó de su hermano Aarón para dirigirse a los egipcios y hebreos, asi que era algo tímido pero obstinado en sus deberes, por eso fue llamado a realizar esa tarea.
Ramsés II sin duda uno de los faraones más destacados, su fama trasciende aún hoy en día, y no es para menos, pues logro el primer tratado de paz (al menos el primero con referencia escrita), ahora bien la batalla de Kadesh no la ganó, en realidad fue un empate, pero al mundo le dejo su visión, quizás pensada como un político, una propaganda que le sirvió pues nadie se metió con Egipto en su largo reinado.
Akenatón, un faraón al que en estos tiempos lo calificaríamos como timorato, inspirado en el dios personal de su padre Amenofis III tomo al dios Atón (el disco solar) y lo elevo como dios principal, aboliendo el culto a los demás dioses y a los sacerdotes, y el y Nefertiti se presentaron como únicos mediadores entre el mundo humano y el espiritual, murió de forma misteriosa.
Mi teoría es que el faraón de Moisés es precisamente Akenatón, revisemos los hechos, originalmente Akenatón era politeísta, sin embargo al quinto año de reinado eso cambió; por otra parte la Biblia dice que Moisés hablaba con su hermana Miriam, asi que bien pudo influir Moisés en Akenatón, además los dos proclamaban el amor como credo y además la muerte de Akenatón es más apegada que la muerte natural de Ramsés a la historia del éxodo; Thomás Rook escribió una novela en donde sitúa al joven faraón escuchando los relatos de los hebreos y prácticamente quedó embelesado con esa figura,

Ademàs de esto Akenatòn fue un fiero defensor de la monogamaia, fue el primero en llamar hermanos a hombres y animales; ademàs sus versos se parecen a versos escritos por los primeros cristianos o por el seràfico San Francisco, aqui pondre un ejemplo.

Que seas mil veces alabado por todas las cosas, por ti creadas
por el soplo de vida que les has donado, por el amor que inflamas
en todas las cosas, que viven en ti y gracias a ti.

Son en mi opiniòn demasaiadas similitudes con la fe hebrea, pilar de la cristiana; es cierto que adoraba al sol, pero lo hacia pensando en la bondad del hombre.

1 comentario:

juchum dijo...

te recomiendo este libro gratuito "moises" el vidente del sinai, de josefa rosalia luque alvarez, lo puedes bajar de http://elcristoes.net

saludos.